¿Y su mamá dónde está?

– Y entonces ricitos de oro iba andando por el bosque y..

– ¿Y su mamá?

– ¿De quién? ¿De ricitos de oro?

– Sí

– Su mamá está en su casa

– ¿Y su papá?

– Su papá en casa también

– Vale 🙂

Esta conversación se repite en nuestra casa cada vez que leemos un cuento, contamos una historia o vemos una película. Siempre que hay un personaje principal (una niña, un perro o un tigre) a nuestra pequeña le preocupa sobremanera la situación de su familia. Es una especie de reacción automática, una pregunta que se le genera de manera instintiva y que, una vez resuelta, devuelve la tranquilidad a nuestra pequeña. ¿Curioso no?.

DE AFUERA HACIA ADENTRO

¿Por qué sucede esto?

1- Los padres somos la primera realidad del mundo exterior que el niño percibe de manera estable. SIEMPRE estamos ahí. A través de esta presencia constante el niño “aprende” que los padres son unas figuras estables, constantes, en las que se puede confiar. Con nuestra presencia proporcionamos tranquilidad y estabilidad y les hacemos sentir seguros.

A medida que avanzan en su desarrollo cognitivo los pequeños son capaces de abstraer esta idea y comprenden que al igual que ellos tienen unos padres, los demás niños también deben tener unos. Les aporta tranquilidad saber que para los demás también hay unos adultos que están cuidándoles y preocupándose por ellos. Y es por ello normal que se preocupen por saber la situación los progenitores de aquellas personas (reales o ficticias) que se van encontrando.

2- El mundo interior de los niños, en pleno proceso de construcción, es un conglomerado caótico que necesita ir ordenándose poco a poco. Y para ir poniendo orden en el interior, se necesita que se empiece desde fuera, y que sean los padres los responsables del mismo.

Los niños empiezan a poner las bases de su mundo interior a través de la interacción con sus padres, que le enseñan al niño que hay un cierto orden en el mundo exterior. Durante su infancia los niños aprenden a través de la repetición, formulando una y otra vez las mismas preguntas, las mismas historias y canciones. Es su manera de “asegurarse” de que su entorno sigue estable y sin cambios.

UNA BASE SEGURA

Como he mencionado muchas veces en este blog, el papel que tenemos los padres en el desarrollo psicológico de nuestros hijos es central. Más allá de bañarles, darles de comer, ir a buscarles al cole, etc… los padres debemos proporcionarles una base segura y estable a la que puedan agarrarse y a partir de la cual puedan construir su propio mundo interior. Por un lado los pequeños deben tener la sensación de que somos figuras en las que pueden confiar, y que vamos a estar ahí cuando nos necesiten. Y por otro, debemos proporcionarles un entorno seguro, al que puedan retornar sin miedo y con la seguridad de que van a encontrarse bien, una vez deciden salir a explorar el mundo exterior.

0 comments on “¿Y su mamá dónde está?

Comments are closed.

TALLERES IKFAMILY

Estamos trabajando en la próxima edición de los talleres de la escuela para padres de IKfamily. Déjanos tus datos para enviarte toda la información en cuanto tengamos todo listo.

Scroll Up