Trescuernos y cuellolargos

Una de las consecuencias del confinamiento ha sido para muchas familias que las restricciones y limitaciones para ver la tele se han suavizado o modificado como método de supervivencia. En nuestra casa, y en varias cercanas a la nuestra, por lo menos ha ocurrido así. Es muy tentador dejarte llevar y aprovechar los treinta, cuarenta o cincuenta minutos que unos dibujos animados te proporcionan. Mi sincera admiración para todas aquellas que han sido capaces de continuar con las mismas rutinas que en tiempos pre-Coronavirus.

En este oasis de ficción infantil, hemos hecho varios descubrimientos sobre lo que ofrecen las diversas plataformas. Algunos de ellos son buenos y otros no tanto, y hoy quería hablaros de uno de ellos. Un clásico que ha llegado con fuerza a nuestra casa, y que tiene pinta de que va a quedarse una temporada. La historia de un grupo de jóvenes dinosaurios en busca de un valle donde poder empezar una nueva vida. ¿Os suena?

EN BUSCA DEL VALLE ENCANTADO

En busca del valle encantado, producida en 1988 por el legendario Steven Spielberg, cuenta el viaje de Piecito y sus amigos hacia un lugar donde sobrevivir y re-encontrarse con sus familias. La película fue un éxito total en su momento, siendo una de las referencias para diferentes generaciones de niños, que disfrutaron de las aventuras de los jóvenes protagonistas. Ahora recuperada por Netflix, y con los dinosaurios como elemento mainstream de nuestra sociedad, ha regresado para el disfrute de los hijos de aquellos padres que lloraron con Piecito hace treinta años.

Para mi no fue una de las películas referencia de mi infancia, recuerdo haberla visto por encima acompañando a mis primos y hermano, pero no tiene el poso de otros clásicos infantiles para mi. Y por ello, el descubrimiento de mi pequeña ha sido el mío también, y hay varias reflexiones que se me ocurren tras haberla visto multitud de veces en estos días de confinamiento.

LA PARADOJA DE DISNEY

  • ¿Por qué se tiene que morir siempre la madre?

En busca del valle encantado es una película muy oscura. Tanto a nivel “estético”, transcurre todo el viaje entre la oscuridad y la penumbra, y sólo brilla el sol en la última escena cuando encuentran el valle (¡Spoiler Alert!). Y sucede lo mismo a nivel argumental, Piecito sufre una serie de calamidades que empiezan en el momento en que está en el huevo antes de nacer. La película es una constante huida de los protagonistas de situaciones tenebrosas como la muerte de la madre, depredadores, terremotos o escasez de alimento y agua.

Creo que una de las principales razones es que una historia con la pérdida de la madre o el padre del personaje principal, provoca en el niño una reacción emocional muy intensa y que le hace quedarse pegado a la pantalla. De esta manera Disney “asegura el tiro” y sabe que su película va a ser consumida compulsivamente por los niños. Estos pequeños, depende de la edad de los niños claro, no entienden todas las implicaciones de la muerte o de una pérdida así, pero sus cuerpos están reaccionando de manera intensa y quieren repetir. Hay algo que les llama, no saben muy bien lo que es, pero no les importa y quieren repetirlo.

Esta estrategia piensa más en la taquilla y la parte comercial, que en la educativa o psicopedágica, eso está claro. Presentar una situación de tal impacto para un niño, sin proporcionarle un contexto que recoja y les ayude a digerir estas emociones, es poco coherente y puede resultar dañino. ¿Cuántas pesadillas habrá habido con la malograda madre de piecito? ¿O con el pobre Mufasa?

  • Reparar lo que otros rompen

Si bien soy crítico con las películas de este tipo, no creo que haya que prohibir que nuestros hijos las consuman, creo que hay que saber adaptarse a la situación. Los cuentos tradicionales también han estado llenos de oscuridades, miedos, lobos, ogros y brujas… La mayoría de ellos contaba con una regla o moraleja importante por detrás (no hablar con extraños, no mentir, nser trabajador y no un holgazán) y en estos casos se utilizaba el miedo y el terror para que el mensaje calara bien entre los más pequeños. Una versión diferente del “la letra con sangre entra”.

En este contexto, creo que si acompañamos a nuestros hijos mientras ven estas películas y estamos ahí para darles contexto, poner palabras a las emociones que están sintiendo, ellos mismos y los protagonistas de la historia, y responder sus preguntas, podemos optimizar la experiencia. 

 

0 comments on “Trescuernos y cuellolargos

Leave Comment

Por favor completa estos datos para recibir nuestro ebook gratuito.

TALLERES IKFAMILY

Estamos trabajando en la próxima edición de los talleres de la escuela para padres de IKfamily. Déjanos tus datos para enviarte toda la información en cuanto tengamos todo listo.

Scroll Up