Antes de dormir; desconectar y silenciar

Mientras escribía el post de la semana pasada sobre los trastornos del sueño, me vino a la cabeza una frase que dijo un profesor en clase; “Para quedarse dormido, el individuo debe desinvestir el mundo externo y apaciguar el mundo interno”. Es una idea que se me quedó grabada y que he podido aplicar frecuentemente, tanto en mi práctica profesional como en mi vida personal.

DESINVESTIR EL MUNDO EXTERNO

En Psicología el termino investir se refiere a la acción de depositar o invertir la energía psíquica (o el “cuantum” de energía del que hablaba Freud) en una idea, recuerdo o un objeto. Como individuos investimos nuestra energía en diferentes aspectos a lo largo del día, tanto en aspectos del mundo externo (preparar el desayuno, organizar la mañana, terminar las tareas pendientes…) como del mundo interno (ser paciente con tus hijos, cuidar tus emociones, buscar la felicidad…).

Para lograr conciliar el sueño debemos conseguir que toda la energía que tenemos depositada en el exterior (en la hipóteca, en los deberes de los niños, en la cita con el médico…) se re-diriga hacia el interior. Si no conseguimos romper los lazos con el mundo de fuera no seremos capaces de quedarnos dormidos. Éste es un problema para mucha gente. Algo que puede ayudar en este aspecto es utilizar la televisión, la radio o un libro como herramienta para facilitar este tránsito de fuera hacia adentro.

APACIGUAR EL MUNDO INTERNO

Ya hemos conseguido desconectar del mundo externo, ¿y ahora qué?. Ahora toda esa energía que estaba “investida” fuera se ha re-dirigido hacia dentro, hacia nosotros mismos, y nos vamos a encontrar con un montón de ideas, pensamientos y sentimientos revoloteando en nuestra mente y haciendo mucho ruido. El mundo exterior está silenciado, ahora sólo se escucha nuestra voz interior. Este mundo interno que ocupa nuestra mente debe calmarse y debemos ir bajándole el volumen poco a poco. Si no lo conseguimos, estos pensamientos, estas preocupaciones no van a dejarnos en paz y no van a permitirnos conciliar el sueño.

Una práctica beneficiosa para las personas a las que les suceda ésto, es similar a la que se hace en muchas prácticas de meditación. Si aparecen estos pensamientos o sensaciones recurrentes antes de quedarnos dormidos, hemos de tratar de aceptarlos como vienen y no tratar de bloquearlos. Si intentamos que desaparezcan enfrentándonos a ellos se crea una resistencia y se obtiene un resultado opuesto al esperado.

0 comments on “Antes de dormir; desconectar y silenciar

Comments are closed.

TALLERES IKFAMILY

Estamos trabajando en la próxima edición de los talleres de la escuela para padres de IKfamily. Déjanos tus datos para enviarte toda la información en cuanto tengamos todo listo.

Scroll Up